Briscoe: “Los Atari siempre han estado cerca de mi corazón”

Hace algunas semanas reportamos la reaparición del programa constructor de niveles de Brik-Bat, juego inspirado en Breakout y Arkanoid que forma parte de nuestros mejores recuerdos personales. Su autor, Trevor Briscoe, tuvo la gentileza de brindarnos la presente entrevista, donde comparte detalles sobre la creación de sus proyectos y, en general, su experiencia como usuario de Atari en Reino Unido:

Atariteca: Cuéntanos un poco sobre ti y sobre cómo te involucraste en el mundo de la informática.

Trevor Briscoe: Tengo 53 años. Soy desarrollador de software y trabajo en la industria de las telecomunicaciones en aplicaciones de mapeo. Nací y vivo en el noreste de Inglaterra, en la costa. Estoy casado y tengo dos hijos de 11 y 14 años.

Estuve interesado en las computadoras desde muy joven; pero realmente no tuve la oportunidad de usar una hasta que compré mi primera computadora a los 16 años -al comienzo del gran boom de los 80. Luego, fui a la universidad para estudiar Física, ¡pero pasé a estudiar Ciencias de la Computación porque me pareció mucho más interesante!

¿Cuál fue tu primera computadora y qué te motivó a comenzar a programar?

Fue una Sinclair ZX81, comprada en octubre de 1982. Crecí con el boom de las máquinas recreativas y realmente me sentí como en un momento de emoción, con estas nuevas máquinas que podrían usarse en tu propio televisor. Así que, creo que quería aprender sobre ellas y cómo programar, solo porque estaba allí y era algo nuevo. ¡Probablemente también quería tener acceso a un número infinito de juegos! Dicho esto, realmente no hice mucho desarrollo más allá de aprender BASIC y escribir programas de revistas en el ZX81, ya que era muy limitado. Pasé a un Texas Instruments TI-99 / 4a donde escribí mis primeros programas, más grandes en BASIC extendido, comenzando con un clon de Lunar Rescue.

¿Cómo comenzó tu relación con las computadoras Atari 8 bits?

Comencé a sentir que mi TI-99 / 4a era un poco limitada. Es un sistema muy cerrado, bastante lento y tenía muy poco software disponible. Ya conocía a la Atari como una máquina muy deseable, con la historia de Atari con el VCS y las máquinas recreativas. La oportunidad de actualizarme a un Atari 600XL apareció y la aproveché. Al principio, solo podía pagar la máquina básica con reproductor de cintas, por lo que era similar a la que tenía con la Texas Instruments, pero había más potencial en el Atari.

Brik Bat - Atari 8-bits game

¿Aún tienes una computadora Atari de 8 bits? ¿Qué modelo o hardware tienes?

Como coleccionista, tengo muchas máquinas Atari ahora y más de 100 computadoras y consolas retro en total. Todavía tengo mi 600XL original; pero en los años transcurridos he logrado adquirir al menos uno de cada uno de los modelos 400, 800, 800XL, 65XE, 130XE, XEGS y 1200XL -aunque este nunca se lanzó en el Reino Unido. Mi primera opción es la Atari 800XL, que compré con mi segunda unidad de disco cuando los precios cayeron en UK. También tengo algunas unidades de disco y muchas otras piezas de hardware antiguo y más moderno, como la placa Incognito y dispositivos SIO, etc. Gran parte de mi colección de hardware y software termina en mis feeds de Instagram o Twitter (ambos son @RetroElectroDad) y los Ataris siempre han sido los más cercanos a mi corazón.

¿Cómo recuerdas la escena de Atari en tu país cuando eras solo un usuario de computadora?

No conocí a otros dueños de equipos Atari por un tiempo, así que realmente no conocí mucha escena. Mis amigos tenían un C64 o Sinclair ZX Spectrum, así que siempre estaba un poco decepcionado cuando mi Atari se perdía algunos títulos clásicos de Elite y Ultimate Play The Game. Sin embargo, tal vez si hubiera tenido más juegos disponibles, no habría entrado en la programación; de modo que eso podría haber sido una ventaja.

No conocí a otros usuarios de Atari hasta que fui a la universidad y conocí a un tipo que tenía una disquetera 1050 para vender. Tenía muchos discos piratas e hizo copias de muchos de ellos cuando le compré el disk drive. Después de eso, me uní a un servicio de alquiler por correo y aprendí lenguaje ensamblador 6502 al romper la protección de copia y reproducir los juegos, ya sea para pasarlos de casete y cargarlos desde el disco o simplemente quitando la protección para copiarlos a diskette. No es que solo haya copiado juegos… Compré tantos originales como pude y todavía tengo todo mi software desde ese momento; pero fueron muy difíciles de encontrar en las tiendas y ordenarlos por correo fue la principal opción para adquirir juegos de precio completo para Atari.

A propósito de juegos, ¿cuáles son tus favoritos de Atari de 8 bits de todos los tiempos?

Siempre es difícil elegir una pequeña cantidad de juegos, pero los que me vienen a la mente son Star Raiders: fue mi primer juego en cartucho y ¡qué manera de comenzar! Alternate Reality: The Dungeon: perdí tantas horas con ese juego y todavía tengo el diskette original -al que saco copia cada dos años. Dropzone: para mí, el mejor juego de disparos en el sistema. Y Mercenary, ya que fue tan impresionante. Sin embargo, podría continuar la lista: Wizard’s Crown; Ultima, que amaba; M.U.L.E y Archon fueron geniales; y Koronis Rift fue increíble. ¡Podría seguir y seguir …!

¿Hay alguno de ellos que admires por sus aspectos técnicos u otro en particular?

Creo que tener Star Raiders en un cartucho de 8K es sorprendente. En realidad, todos los juegos tienen un aspecto que los hace destacar, junto con muchos, muchos otros. Además, algunos de los títulos que han salido de Polonia en los tiempos más modernos son técnicamente geniales: Yoomp! me viene a la mente para empezar. Hacer que los paisajes fractales se movieran con gran rapidez en Rescue on Fractalus y Koronis Rift fue increíble en ese momento ¡y la velocidad fue la envidia de los propietarios del Commodore 64!

Hablemos de tus juegos. ¿Cómo te surgió la idea de escribir Brik-Bat y Symbolism?

Los diskettes que recibí con mi primera unidad de disco contenían una copia de Synassembler y eso realmente me abrió las puertas para aprender el lenguaje ensamblador 6502. Luego, cuando obtuve un ejemplar del libro Mapping The Atari para Navidad, no hubo vuelta atrás. Busqué algo simple que hacer y se me ocurrió primero una versión del juego de mesa Ludo, pero con una influencia de Archon donde las piezas se convertirían en naves que luchan entre sí con láseres. Después de eso, todavía no sentía que fuera bueno creando gráficos; y pensé que una especie de clon de Pong inspirado en Arkanoid sería lo suficientemente fácil y que podría obtener mucho color en la pantalla. Y eso se convirtió en Brik Bat. El set de construcción surgió de mi necesidad de una herramienta para diseñar los distintos escenarios de juego.

Symbolism se inspiró en capturas de pantalla de Skweek y Airball -ambos juegos para Atari ST- que vi en revistas. Simplemente me gustó la cuadrícula y se me ocurrió la idea de combinar los símbolos y/o colores con una pelota que rebota para construir una cadena de coincidencias. Aparte, la etapa de bonos se inspiró en la de Rainbow Walker.

¿Cuál de ambos te gusta más? ¿Por qué?

Pienso que sería Symbolism, ya que tiene mejores gráficos y animación para mí. Estaba muy orgulloso del conjunto de símbolos y del efecto cuando se voltean los mosaicos. Sin embargo, al mirarlo con ojos más viejos, tiene sus fallas: creo que no está tan bien balanceado en cuanto a dificultad y la etapa de bonos tarda demasiado en llegar. Si alguna vez hago una segunda versión, me libraría de toda la tienda de puntos de bonificación, e iría directamente a una etapa de bonos cada pocos niveles.

¿Cuál fue la característica más complicada o desafiante en el desarrollo de tus proyectos?

Como programador amateur, creo que la mayoría de los problemas se debieron a la falta de equipamiento. Comencé con un televisor en blanco y negro, y un solo disk drive. Para cuando terminé de escribir Symbolism, tenía un televisor a color y dos disqueteras, lo que lo hacía un poco más fácil. Me hubiera encantado que una máquina de desarrollo enviara datos a otra de prueba, para no tener que reiniciar y volver a cargar el ensamblador muchas, muchas veces. Además, una impresora habría sido excelente; pues depurar código cuando apenas puedes ver 24 líneas del programa, no es tan fácil. En cuanto a la codificación en sí, realmente no recuerdo nada tan complicado como para destacar… probablemente, solo seguir programando hasta sentir que podía aceptarlos como un trabajo terminado haya sido lo más difícil.

For the Atari 8-bit computer. Trevor Briscoe's game "Symbolism", from "Page 6" disk #51, side B

¿Tiene planes para computadoras Atari en el futuro cercano?

De vez en cuando, contemplo distintas ideas y tengo un cuaderno con algunas escritas. Ideas como, quizás, hacer algunas mejoras a Symbolism para ajustarlo un poco; o agregarle control con paddles a Brik Bat; o tal vez volver a visitar el proyecto que comencé tiempo después, que era una especie de juego inspirado en Defender / Dropzone. No me gustaría comprometerme con algo y luego no terminarlo; así que no hay nada concreto en este momento.

¿Cómo valoras la participación de los miembros de los foros de Atari Age?

Debo confesar que la mayoría de veces solo he merodeado por los foros de AtariAge. Principalmente porque hay algunos excelentes títulos que salen para Atari en estos días, en que la comunidad es bastante madura y conocedora; por lo que no he sentido que pueda aportar mucho. Aunque recientemente me alegró mucho ver una apreciación genuina por la preservación de mis viejos juegos -cuando apareció mi cassette de Brik Bat. Eso me alegró el día y recibí algunos comentarios realmente encantadores.

VER: Atari: Recuperan programa constructor de niveles de Brik-Bat

¿Cuál es la lección principal durante este tiempo que ha dedicado a Atari de 8 bits?

Creo que no tendría una carrera en informática de no ser por mi Atari. Aprender a programarlo a un nivel realmente bajo y con recursos limitados me dio una comprensión de cómo funcionan las computadoras; algo que creo que a veces falta en las generaciones posteriores, que crecieron con la Internet o con computadoras que no requirieron que programaras en absoluto. Esa fue la lección más valiosa que aprendí al programar mi Atari.

Trevor, gracias por tomarte el tiempo para darnos esta entrevista. ¿Hay algo más que te gustaría compartir con los lectores de Atariteca?

De nada. ¡Creo que me gustaría informarles a sus lectores que, como entusiastas colegas, siempre es un placer encontrar a otros que compartan mi amor por las computadoras Atari de 8 bits!

RECOMENDAMOS:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *